MENU

Semana 169

0
3253
6

Se subió a un burro, entró a la ciudad, se gritó que venía, que venía, le recibieron como a un rey, como a un ronaldo, como pudieron, y luego le tocó hablar, sentar cátedra, marcar tendencia, y la boca se le hizo harina, y las ideas mermelada y no salía nada, ni un refrito de lo dicho, ni algo fresco, ni gracioso ni profundo ni nada, y le dieron en la cabeza con ramitas de olivo hasta la muerte.

Lugar: Hervás – España

Déjanos un comentario!

Your email address will not be published.