MENU

Semana 166

0
4256
9

Yo hice Taekwondo hasta los 23 años. Me llegaba a la punta de los pies, subía la pierna hasta tu cabeza.

Ahora, con 38, soy un palo. No es la edad, es la cabeza, que me agarrota, que me tensa, que piensa y piensa y me pesa, y me encorba.

Voy al fisio cada 15 días, a que me estire, a que me lleve a tierra. Y no consigo nada, porque subcontrato algo que me toca hacer a mí: relajar mi exigencia, estirar mi sonrisa.

Lugar: Bangkok – Tailandia

Déjanos un comentario!

Your email address will not be published.